Obtener mayor producción de las plantas de marihuana

Genehtik / Cultivo de marihuana  / Obtener mayor producción de las plantas de marihuana
Aumentar proucción de marihuana

Obtener mayor producción de las plantas de marihuana

A cualquier cultivador de interior o exterior siempre le ha preocupado como obtener un mayor rendimiento de sus plantas de marihuana, viendo aumentada su producción de cogollos tanto en peso como en cantidad.

Hay que recordar que los cultivos de exterior tienen ciertos parámetros climáticos (humedad, aire, temperatura, horas de luz, lluvia,…) que son difíciles de controlar porque nos vienen marcados por el tipo de clima y el lugar donde cultivemos.

Es imprescindible seleccionar un buen lugar para implementar el cultivo de exterior y hacer un estudio para establecer aproximadamente cuales serán estos parámetros en dicho lugar. Nos podremos basar en nuestra experiencia ya habiendo cultivando en el lugar y en las predicciones meteorológicas del mismo. Una vez captada toda la información también podremos elegir que tipo de plantas de marihuana (indicas o sativas) será conveniente cultivar en el lugar.

Consultar más información en nuestro blog sobre los tipos y características de las plantas de marihuana:

Aumentar la producción en un cultivo de marihuana

Cultivos de exterior o cultivos de interior

Cultivos de interior


A continuación os detallaremos algunos aspectos con los que se puede conseguir aumentar la producción de las plantas de marihuana tanto en cultivos de exterior o interior:

Cultivos de exterior o cultivos de interior

Seleccionar semillas de marihuana y genéticas de alto rendimiento

Elegir el tipo de semillas de marihuana a cultivar es un factor muy importante ya que no todas las genéticas tienen los mismos porcentajes de producción. Recomendamos siempre germinar unas pocas semillas de más, porque es posible que no todas sigan por igual un crecimiento deseado, quedándonos con las mejores.

Semillas de marihuana Genehtik

Los híbridos modernos suelen ser criados para aumentar la producción de la planta, así como aumentar su potencia, sabor o aroma.

Se puede cultivar desde semilla o desde esqueje, pero desde nuestro punto de vista, la semilla siempre nos dará un cultivo más homogéneo y permitirá tener un sistema radicular de cada planta más desarrollado, vigoroso y fuerte que repercutirá positivamente en la salud de las plantas de marihuana. También nos proporcionara una planta de un tamaño notablemente más grande, con más brotes y cogollos.

Por todo ello llegamos a la conclusión que plantando desde semilla siempre tendremos un rendimiento más alto.

Además los bancos de semillas de marihuana se preocupan en garantizar siempre la calidad de sus semillas, para que el cultivador no tenga ningún tipo de problema.

Una de nuestras genéticas más productivas es la semilla Kritikal Bilbo.

Semillas de marihuana Kritikal Bilbo

Consulta el artículo de nuestro blog entre diferencias entre cultivar desde semilla o esqueje.

Tipos de podas para las plantas de marihuana

Tenemos diferentes tipos de podas para que las plantas de marihuana nos ofrezcan una rendimiento más alto y un aumento de la producción.

El objetivo de las podas es crear ramas más fuertes y numerosas, controlar el crecimiento de la planta o equilibrar su altura. Evidentemente esto nos afectará a la producción de la planta pudiendo aumentarla.

Las podas también nos permiten que la planta se ramifique y la luz pueda penetrar más, en consecuencia la planta aprovechará al máximo toda la luz posible.

Existen varios tipos de podas para realizar: la poda apical, la poda FIM, pinching off, super-cropping, poda lollypop o partes bajas, poda low strees training (lst),etc.

Nos centraremos en cuatro de ellas, aunque las más utilizadas son la poda apical, la poda FIM y la poda de doblaje o ‘pinching off’.

Poda apical

Esta poda permite controlar la altura y el crecimiento de la planta. Consiste en cortar el ápice superior de la planta de marihuana . Debemos realizar esta poda siempre en la etapa de crecimiento de la planta.

Poda apical en planta de marihuana

Con este corte conseguiremos que la planta no crezca más en altura de la que tiene en ese momento y se desarrollen más aquellas partes que se encuentren por debajo del corte, obteniendo un numero mayor de brazos y más fuertes. Esta poda debemos hacerla cuando consideremos que la planta ya tiene la altura que deseamos porque no crecerá más en altura y crecerá en anchura.

Técnicamente lo que ocurre al cortar el ápice superior es que las auxinas (fitohormonas que actúan como reguladoras del crecimiento vegetal) se reparten por el resto de ramas de la planta, compitiendo entre ellas para convertirse en la nueva punta principal. De esta forma las auxinas se centran en las puntas principales de las ramas aumentamos la vigorosidad, produciendo más cogollos y un aumento en producción de la planta.

Hay que tener en cuenta que el corte del ápice debe realizarse lo más limpio posible y con unas tijeras o cuchillo previamente esterilizados para evitar infecciones y una pronta recuperación.

Poda FIM

La poda FIM es muy similar a la poda apical y siempre debe realizarse en la etapa de crecimiento de la planta.

Con esta poda controlamos también la altura, ramificación y crecimiento de la planta. El objetivo de esta poda es multiplicar los brotes principales y laterales sin renunciar a los brotes superiores, con el fin de aumentar la producción de la planta de marihuana.

Poda FIM para planta de marihuana

Para realizar esta poda debemos cortar tan sólo una parte del ápice superior de la planta (aproximadamente unos dos tercios del ápice). Después de unos días deberían aparecer entre 2 y 5 nuevas puntas.

Tenemos que recordar que el corte debe realizarse con unas tijeras o cuchillo debidamente esterilizados para evitar infecciones.

Poda FIM plantas de marihuana
Aqui podemos ver el resultado de una poda FIM

Poda ‘pinching off’

Esta poda es muy similar a la poda apical, pero en lugar de cortar el ápice o tallo del nudo superior de la planta tan sólo debemos pellizcarla con los dedos (pulgar e índice).

Con esto conseguiremos ralentizar el crecimiento de la planta en altura y estimular el crecimiento de las ramificaciones secundarias.

Esta técnica la podemos aplicar a diferentes tallos de la planta, y también a las ramas o brazos secundarios en caso que sobrepasen el brazo principal. Debemos utilizar esta poda en etapa de crecimiento o en una etapa temprana de floración.

Obtendremos una estructura de planta muy similar a la poda apical, ganando en brotes sin renunciar al brote superior y por lo tanto una mayor producción de cogollos y un alto rendimiento de la planta.

Poda ‘super-cropping’

La poda ‘super-cropping’ o super-cultivo, como su nombre indica también es para aumentar la producción y el rendimiento de nuestras plantas de marihuana.

Consiste en doblar las ramas sin llegar a romperlas, de esta manera conseguimos estimular el crecimiento de los cogollos de las partes bajas de la rama y aprovechamos mejor la luz debido al doblaje.

Esta técnica puede realizarse tanto en etapa de crecimiento como en etapa de floración, excepto al final de la etapa de floración cuando los cogollos ya tienen un tamaño considerable.

Abonos para el cultivo de tus plantas de marihuana

Existen varios tipos de nutrientes, estimuladores y potenciadores para las plantas de marihuana y sacar un mayor rendimiento de ellas.

Existen cultivadores que preguntan porque debemos aportar tantos abonos a las plantas y la explicación es muy sencilla, simplemente debemos darle a la planta lo que necesita en cada momento de sus fases para su óptimo desarrollo.

Evidentemente no por añadir más cantidad de abono o estimuladores a las plantas estas se desarrollaran mucho más, sino que debemos darle exactamente lo que necesita, ni más ni menos. Sino podemos encontrarnos con unas plantas sobreabonadas que no se desarrollarán correctamente y modificaremos su sabor y aroma.

También dependiendo de la genética de cada planta se necesitarán unas cantidades de estos abonos. No todas las cepas responden igual a unas mismas dosis de abono. Es por ello que los fabricante de nutrientes suelen darnos una tabla de dosificación general para el desarrollo correcto de las plantas de marihuana.

Primero diferenciaremos los abonos minerales y los abonos orgánicos.

La diferencia entre ellos es que la absorción por parte de la plante de los nutrientes de los abonos minerales es directa e instantánea, mientras que los abonos orgánicos primeros deben descomponerse para posteriormente ser absorbidos por las raíces de las plantas.

Cualquier tipo de los abonos mencionados anteriormente sirven perfectamente para un buen desarrollo de las plantas y siempre debemos efectuar un lavado de raíces al finalizar el cultivo.

Los abonos pueden clasificarse en: abonos base de crecimiento y floración, estimuladores de raíces, estimuladores de crecimiento, estimuladores de floración y potenciadores.

Nuestra gama de abonos, estimuladores y potenciadores Genehtik Nutrients es perfecta para cultivar cualquier tipo variedad.

Abonos y estimuladores Genehtik Nutrients

Ajuste del PH en el cultivo

El PH es quien regula la entrada de nutrientes en el metabolismo de las plantas y es por ello que es un factor importante a tener en cuenta para la producción del cultivo.

Un PH mal ajustado al cultivo será el culpable de obtener una menor producción, al contrario si el PH es el óptimo para la planta de marihuana obtendremos producciones más elevadas con lo cual el rendimiento de nuestro cultivo será mayor.

Si cultivamos con tierra o sustrato el rango de asimilación y absorción de los nutrientes por parte de las raíces suele estar entre un PH de 6.0 hastra 7.0.

Normalmente el PH cuando la planta esta en su fase de crecimiento suele ser de un 6.5 mientras que cuando se encuentra en fase de floración el PH debe ser aumentado entre el 6.5 y 7.0.

En nuestra gama Genehtik Nutrients disponemos de un regulador de PH Genehtik.

Regulador de PH Genetik Nutrients


A continuación os detallaremos algunos aspectos con los que se puede conseguir aumentar la producción de las plantas de marihuana en cultivos interior:

Cultivos de interior

Optimizar las condiciones del lugar de cultivo

El lugar de cultivo tiene que mantenerse siempre limpio, y tener unos parámetros o niveles básicos correctos para el cultivo tanto de temperatura, humedad, flujo de aire (extracción y ventilación) y cantidad de luz.

Seria conveniente que estos niveles pudieran ser ajustados cuando necesitemos, ya que para un cultivo óptimo cada variedad necesita de unos niveles concretos tanto en crecimiento como en floración.

También es conveniente ajustar siempre el PH, mantener una dosis correcta de abono en las plantas de marihuana y una frecuencia de riego correcta.

Cualquier desajuste en estos niveles puede causar una pérdida de producción en el cultivo, por esa razón es importante prestar atención a los niveles constantemente.

Existen controladores de clima, que como su nombre indica, automatiza y ayuda a controlar todos estos niveles automáticamente.

La renovación y extracción del aire del cultivo

El sistema de intracción y extracción de aire es importante ya que nos puede ayudar a mantener la temperatura y humedad deseadas en el lugar del cultivo.

El rango de temperatura idónea para el cultivo de marihuana es de 20º hasta 28º.

Debes revisarlo constantemente para asegurar siempre una buena ventilación e renovación del aire del cultivo.

Humedad en el cultivo

La humedad del lugar de cultivo es un factor importante para obtener una producción abundante.

La humedad varia según el estadio en que se encuentre la planta, se necesita una humedad más elevada en la fase de crecimiento que en la fase de floración.

Podemos utilizar humidificadores para aumentar la humedad en el lugar de cultivo, o también deshumidificadores para disminuirla.

la humedad en la marihuana


El rango de humedad relativa para un buen cultivo va desde el 40% hasta el 80%. Dependiendo el tipo de variedad cultivada puede que necesite unas humedades concretas para aumentar el rendimiento del cultivo.

Hay que tener en cuenta que a partir de 70% de humedad relativa pueden aparecer hongos (brotytis, oidio,…) mientras con una humedad relativa inferior a 30%-35% pueden aparecer plagas como la araña roja, araña blanca,etc.

Intensidad de la luz

Para obtener una buena producción en el cultivo tenemos que intentar aumentar al máximo la intensidad de la luz, ya que así penetrará mejor entre el follaje.

Recordaremos que para la fase de crecimiento se recomienda un periodo de 18 horas de luz y 6 horas de oscuridad (18/6) mientras que para la fase de floración es de 12 horas de luz y 12 horas de oscuridad (12/12).

La luz en fase de floración es importante porque alimenta la reacción de la fotosíntesis que produce azúcar para el crecimiento de los cogollos, mientras que la oscuridad permite la producción y liberación de florígeno, la hormona de la floración, sin la cual las plantas de cannabis simplemente no florecen.

Existen diferentes tipos de lamparas con diferentes potencias (desde 250W hasta 1000W), lo más habitual son las lamparas de alta presión de sodio de 600W. Aunque existe un debate sobre si son mejores las de 600W o las de 1000W. Siempre es aconsejable utilizar lamparas a partir de 400W para conseguir una cosecha más abundante.

Hay que tener en cuenta que a mayor potencia de luz, nos pueden variar factores como la temperatura y deberemos controlarlo. También debemos tener en cuenta el consumo de las lamparas, cuanta mas potencia mayor sera este consumo. Aunque, hoy en día, existen muchos tipos de lamparas optimizando cada vez más su consumo. Un ejemplo claro son los sistemas intensivos de iluminación LED de alta calidad.

Lamparas de sodio para marihuana

Otro aspecto muy importante es la distancia de las lamparas con las plantas. Si esta es la adecuada tendremos unos cogollos superiores con más peso y también conseguiremos que la luz penetre a las zonas más bajas de las plantas desarrollando mejor los cogollos. Así obtendremos un mejor rendimiento del cultivo. Si la distancia es demasiado tendremos unas plantas más estiradas y si la distancia es más corta de lo adecuado podemos llegar a quemar las puntas de las plantas.

Distancia recomendada de las lamparas según la potencia y relación distancia / lux.

  • Lamparas de 600W – 50-60 cm – 92.0000 lux
  • Lamparas de 400W – 40 cm – 62.000 lux
  • Lamparas de 250W – 25 cm – 32.000 lux

También debemos disponer de un buen reflector para que la luz nos llegue a todo el cultivo.


Los lux (medida de iluminancia) se pueden medir con un aparato llamado luxómetro.

Este nos puede ayudar a mantener siempre la distancia adecuada en cada momento según las plantas vaya ganando altura.

Técnica de cultivo (SOG)

La técnica de cultivo SOG (Sea Of Green o Mar verde) es la más utilizada para obtener la mayor producción del cultivo.

tecnica de cultivo de marihuana SOG, sea of green o mar verde

Esta técnica se basa en colocar el mayor numero de plantas por m2 y potenciar su crecimiento vertical, creando una especie de alfombra uniforme y homogénea. Normalmente unas 25 plantas por m2.

También se suele pasar a la fase de floración (12/12) muy rápido cuando tienen una altura de 25-30cm, para que no ganen mucha altura.

tecnica de cultivo de marihuana SOG, sea of green o mar verde

Recuerda que en nuestro banco de semillas de marihuana Genehtik puedes adquirir varias genéticas de calidad y garantía.

Comment: 1

  • juan fernandez Tenes
    10 abril, 2018 2:26 am

    Un artículo muy interesante

Reply