Carencias y excesos de nutrientes en las plantas de cannabis

Genehtik / Cultivo de marihuana  / Nutrientes del cannabis  / Carencias y excesos de nutrientes en las plantas de cannabis
Carencias y excesos de nutrientes en el cannabis

Carencias y excesos de nutrientes en las plantas de cannabis

Las carencias y excesos de nutrientes en las plantas de cannabis provocan que no obtengamos un resultado óptimo en el cultivo. Por ello debemos intentar evitar y corregir que las plantas desarrollen carencias y excesos.

Para determinar una carencia o exceso hemos de saber que son los nutrientes, los tipos que existen y como actúan en la planta.

¿Qué son las carencias?

Las carencias son la falta o inadecuada alimentación de algún elemento nutritivo. Para evitar las carencias deberemos abonar el cultivo de cannabis con los nutrientes necesitados.

¿Qué son los excesos?

Los excesos son acumulaciones de sales en el metabolismo de las plantas. Para evitar los excesos deberemos realizar una alimentación equilibrada y adecuada al tipo de cultivo, sustrato y genética cultivada. Cada genética de planta tendrá unas necesidades concretas de elementos nutritivos.

Como detectar carencias y excesos

Para detectar un exceso o carencia deberemos estar atentos y observar el color y estado de las hojas. Estas nos indicarán que tipo de carencia o exceso esta sufriendo ya que son el reflejo de lo que ocurre con la nutrición.

Siempre es más fácil de corregir una deficiencia que una exceso, por eso no conviene pasarse con los nutrientes.

Los excesos son más difíciles de corregir porque tendremos que realizar un lavado de raíces, usar un limpiador de nutrientes y aportar enzimas que ayuden a descomponer las raíces muertas. Y nos conllevará a un retraso en el desarrollo de la planta.

Hay que destacar que cuanto más grande sea la planta requerirá de más cantidad de nutrientes para alimentar su gran sistema radicular.

Las carencias provocan estrés en la planta y obtendremos plantas más débiles y susceptibles a plagas y hongos. También nos afectarán al rendimiento final, obteniendo cogollos con menos sabor, peso, tamaño y potencia.

Mientras que los excesos nos provocarán quemaduras en las hojas y alterarán el sabor de los cogollos.

Para evitar carencias y excesos es importante medir, ajustar y estabilizar tu EC (electro conductividad) y PH.

Midiendo la EC sabremos los niveles de sales y podremos ajustar la cantidad de nutrientes.

Hay que tener en cuenta que a veces las carencias y excesos no solo son por falta o exceso de abonado sino por otro tipo de problema que no deja que la planta absorba los nutrientes necesarios.

Son muchos los tipos de carencias y excesos que pueden sufrir nuestras plantas. A continuación os detallamos los más importantes para saber detectarlos a tiempo y corregirlos.

CARENCIAS Y EXCESOS DE NUTRIENTES PRIMARIOS

NITRÓGENO

EXCESO

  • Los tallos y el follaje se debilitan
  • El verdor de la planta sube
  • Las hojas interiores toman un color verde oscuro
  • El sistema de transporte de agua se debilita
  • La cosecha sabe a verde

DEFICIÉNCIA

  • Las plantas son más pequeñas
  • Hojas más pequeñas y con menos brillo
  • Las hojas se vuelven de color amarillo
  • El color amarillo de las hojas sube por toda la planta
  • Las hojas bajas se curvan, decoloran y caen
  • Floración prematura y baja producción

FÓSFORO

EXCESO

  • Las hojas nuevas crecen delgadas y desarrollan clorosis
  • Quemaduras en las puntas y bordes de las hojas
  • Menor espacio internodal
  • Las hojas inferiores se curvan y desarrollan manchas
  • Los cogollos una vez secos toman un sabor químico
  • Las puntas de las raíces presentan un muerte regresiva
  • Disminuye la cosecha

DEFICIÉNCIA

  • Se desacelera el crecimiento vertical y lateral
  • Se debilita la planta y es más susceptible a enfermedades y plagas
  • Los peciolos se vuelven de color purpura oscuro
  • Las hojas se vuelven de color verde-azula o purpura oscuro
  • Las hojas más afectadas desarrollan color bronce metalico oscuro, se encorvan, se marchitan y caen

POTASIO

EXCESO

  • Las hojas nuevas crecen delgadas y desarrollan clorosis
  • Quemaduras en las puntas y bordes de las hojas
  • Menor espacio internodal
  • Las hojas inferiores se curvan y desarrollan manchas
  • La zona radicular se vuelve más ácida
  • Las puntas de las raíces retroceden

DEFICIÉNCIA

  • La hojas más viejas se vuelven pálidas y sufren clorosis
  • Los borde y puntas de las hojas se vuelven de color óxido y se queman
  • La ramificación de tallos nuevos puede aumentar
  • La floración se retarda y disminuye
  • Los tallos se vuelven débiles, escuálidos y muy frágiles

CARENCIAS Y EXCESOS DE NUTRIENTES SECUNDARIOS

CALCIO

EXCESO

  • Las hojas nuevas se marchitan
  • El crecimiento puede ser atrofiado
  • Bloquea la absorción de potasio, hierro y manganeso

DEFICIÉNCIA

  • Retraso en el crecimiento de la planta y disminución de la cosecha
  • El desarrollo de las flores es lento
  • Manchas de color marrón amarillento por el borde y superficie de las hojas
  • Las hojas inferiores empiezan a encorvarse y rizarse
  • Las raíces empiezan a retroceder

MAGNESIO

EXCESO

  • Retraso en el crecimiento
  • Follaje de color verde oscuro
  • Los síntomas aparecen como si se tratase de una toxicidad por sal

DEFICIÉNCIA

  • La planta tiene aspecto de enferma de forma general
  • Las deficiencias existen de 4 a 6 semanas antes que se evidencien externamente
  • Aparecen manchas marrones/amarillas e irregularidades en las hojas viejas y de mediana edad
  • Las hojas viejas se secan, rizan y tienden a caer

AZUFRE

EXCESO

  • La planta es más pequeña y el desarrollo es uniformemente menor
  • Las hojas toman color verde oscuro
  • Cuando el exceso es grave las puntas y bordes de las hojas se pueden decolorar y quemar

DEFICIÉNCIA

  • Los brotes se forman débiles y lentamente
  • Las hojas jóvenes toman color lima amarillento y su crecimiento se estanca
  • Las venas de las hojas se vuelven de color amarillo
  • Las puntas de las hojas pueden quemarse, oscurecer y tomar forma de gancho hacia abajo
  • Si la planta también tiene una deficiencia general de nutrientes en los nuevos tallos aparecen largas manchas de color purpura
  • El tallo se vuelve leñoso

CARENCIAS Y EXCESOS DE MICRONUTRIENTES

BORO

EXCESO

  • Las puntas de las hojas de color amarillo antes de aparecer quemadas
  • Hojas de color amarillo y caídas

DEFICIÉNCIA

  • Los nuevos brotes, las puntas y las raíces crecen de forma anormal
  • Los nuevos brotes parecen quemados y pueden contorsionarse
  • Entre las venas de las hojas se desarrollan manchas necróticas
  • Hojas gruesas y quebradizas
  • Los nuevos tallos toman color óxido
  • Las puntas de las raíces se hinchan, decoloran y detienen su crecimiento

MANGANESO

EXCESO

  • Las nuevas hojas desarrollan clorosis, pasando de color naranja oscuro a manchas café/óxido
  • El daño en los tejidos se muestra antes en las hojas jóvenes antes de pasar a las más viejas

DEFICIÉNCIA

  • Las hojas jóvenes muestran síntomas de clorosis
  • Las hojas gravemente afectadas presentan necrosis, se vuelven pálidas y caen
  • Los bordes de las hojas siguen siendo de color verde oscuro rodeando la clorosis
  • Los síntomas se extienden desde las hojas más jóvenes a las más viejas

ZINC

EXCESO

  • El exceso de Zinc no es frecuente pero es extremadamente tóxico
  • Con exceso alto las plantas mueren rapidamente
  • Causa deficiencias de hierro

DEFICIÉNCIA

  • Las hojas nuevas presentan clorosis, desarrolla hojas más pequeñas y delgadas que tienden a curvarse y arrugarse.
  • El vastago y nuevos brotes se amontonan
  • Las puntas y los bordes de las hojas se decoloran y se queman
  • Se produce atrofia entre el espacio de los nuevos nudos
  • Puede disminuir severamente el rendimiento

HIERRO

EXCESO

  • Las hojas se vuelven de color bronce, con manchas marrón oscuro en las hojas más pequeñas
  • La absorción de fósforo se deteriora y los signos aparecen en las hojas inferiores

DEFICIÉNCIA

  • Los brotes y hojas jóvenes desarrollan clorosis, empezando por el lado opuesta a la punta de la hoja
  • A medida que avanza la deficiencia, las hojas más grandes van presentando clorosis en las nervaduras
  • Las hojas pueden desarrollar necrosis y caer
  • La absorción de fósforo se deteriora y los signos aparecen en las hojas inferiores

CLORO

EXCESO

  • Las hojas se vuelven de color bronce amarillento y son más pequeñas y más lentas de desarrollar
  • Las puntas y los bordes de las hojas jóvenes se queman

DEFICIÉNCIA

  • Las hojas se vuelven de color bronce amarillento y se queman por las puntas y los bordes
  • Las hojas jóvenes se vuelven de color verde pálido y se marchitan
  • Las raíces desarrollan puntas gruesas y se aturden

COBRE

EXCESO

  • Crecimiento global más lento
  • Se presenta clorosis férrica intervenal
  • Crecen menos ramas
  • Las raíces decaen o se vuelven gruesas con crecimiento lento

DEFICIÉNCIA

  • Las hojas y brotes jóvenes se marchitan, se retuercen y pueden morir
  • Las puntas y los bordes de las hojas se vuelven de color verde oscuro a un tono gris/cobre y mueren
  • El crecimiento es lento y de bajo rendimiento

MOLIBDENO

EXCESO

  • Causa una deficiéncia de hierro
  • Las hojas se decoloran

DEFICIÉNCIA

  • Comienzan a caer las hojas
  • En un clima frío las hojas se vuelven de color amarillo y con posible clorosis
Imágenes del libro “La Biblia” de Jorge Cervantes.

No Comments

Reply